Relación entre el fotógrafo y novios

Este sábado estuve en el matrimonio de Pili y Gonza. Gonza es parte del equipo de Estudio100, videógrafos de matrimonios.

Cuando nos reunimos por su matrimonio, no nos conocíamos, pero ellos desde un principio me marcaron la importancia que tenía para ellos generar confianza y una buena relación con todos los que estuvieran trabajando el día de su matrimonio.

A medida que pasaban los meses, seguimos via whatsapp, instagram y facebook y nos reunimos en un bar para tomar unas piscolas y conversar sobre su matrimonio.

La relación proveedor/cliente, pasó a transformarse en amistad, en un cariño especial. Ellos depositaron su confianza 110% en mi, relajados en que todo saldría excelente y se haría con el máximo de responsabilidad y compromiso.

Por eso quería escribir este post. Todos mis clientes deben saber que la fotografía parte desde el corazón, desde nuestros sentimientos. Cada matrimonio al que voy, lo doy todo, intento transformar cada sentimiento en una fotografía, pero no hay nada mas lindo que ese sentimiento sea compartido. Compartir el sentimiento de alegría con los novios, saber su historia, conocer su familia, sentirse en “casa” y como un invitado mas, le da el plus al resultado final.

Cuando se generan esos lazos tan potentes con los clientes, todo fluye y la energía que se genera ese día es increíble.

Por eso mi recomendación para los novios que todavía están buscando su fotógrafo, o para los que ya encontraron, es que intenten generar ese click con nosotros, reunirse, conversar, ser íntimos y dar total libertad al fotógrafo.

“La felicidad solo es real cuando es compartida”

 

Historia por Deborah Dantzoff Fotografía