fbpx

Es bueno pedir descuento para tu matrimonio?

Creo que hace mucho tiempo se tendría que hablar sobre esto y nadie dice nada.

Pedir descuentos es un hecho que todos damos por sentado y que consideramos “natural” porque estamos acostumbrados a ver por todos lados ofertas, rebajas y la famosa palabra “on sale”.

Pero existe un gran diferencia entre que te ofrezcan un descuento a pedirlo.

Cuando hablamos específicamente del rubro de matrimonios, uno se encontrará con varios proveedores con descuentos, ya sea por baja temporada, por falta de trabajo, o por desconocimiento. Digo desconocimiento porque no todos hacen descuentos por causas reales o porque tengan claro lo que significa para su prestigio realizar un descuento.

Digámoslo de manera mas fácil. Uno no va a comprar un Lamborghini a precio de un Fiat.

Entonces empecemos por la base de que si uno no está ofreciendo descuentos es porque no necesita realizarlos. Tampoco considera que su trabajo vale menos de lo que cobra.

Últimamente la tendencia de pedir un descuento es tan grande que no solo obliga a los proveedores a inflar sus precios, sino también a generar incomodidades previas en la relación cliente-proveedor. O realmente crees que cuando vas a comprar la ropa on sale te llevas la mega oferta a precio regalado…?

En el caso del rubro de fotografía, hay que ser muy delicado al momento de pedir descuentos.

Por qué no es bueno pedirle descuento a un fotógrafo?

  • Porque la fotografía es un arte y como tal tiene un valor que se determina en base a su exclusividad, su diferenciación de los otros fotógrafos y su experiencia a través de los años.
  • Porque la relación entre fotógrafo y cliente se puede ver afectada y el día del matrimonio puede ser que nada fluya como debería haber sido.
  • Porque las fotos serán uno de los pocos recuerdos tangibles que te quedarán de ese gran día y como tal hay que valorarlo.
  • Porque al pedir descuento, se establece que existe un desconocimiento por parte del cliente en relación al fotógrafo que cobra la mitad con el fotógrafo que cobra mas caro, dando a entender que no hay diferencias sustanciales en cuanto a experiencia, equipo de trabajo y profesionalismo.

Es importante que esta práctica empiece a desaparecer y seamos todos mas honestos. Ser honesto significa como fotógrafo, poner un precio realmente acorde a lo que consideramos que vale nuestro trabajo, y como cliente, significa entender que existirán siempre Fiats en descuento pero si queremos el Lamborghini, entendemos por qué hay diferencia de precios, aceptamos que ese es el valor que cuesta tener un auto exclusivo y de diseño y se paga lo que corresponde sin solicitar descuento.

Finalmente, cuándo SI se puede pedir descuento?

  • Cuando tienes algo que ofrecer a cambio o una contrapropuesta que beneficie a ambas partes.
  • Cuando viste que tenía un descuento y no te lo ofreció.
  • Cuando crees que tienes la suficiente confianza con el proveedor de solicitarlo sin hacerlo sentir poco valorado.
  • Cuando no te importa hacer sentir al proveedor que su trabajo vale menos de lo que cobró.

Con esto no significa que está completamente mal pedir descuentos, pero hay que saber en qué momento, cómo pedirlo y a quién pedirlo.

 

*En la foto están Ale y Chepo, una pareja que no pidió descuentos y al final de la fiesta tuvieron el hermoso gesto de pedir una foto con nosotros.

 

Historia por Deborah Dantzoff Fotografía